Cumpliendo el Antojo por unos Tacos de Canasta

El antojo por los tacos de canasta generalmente viene más por las mañanas o comida de medio día. Por su variedad de guisados y su sencillez, los hacen una comida fácil, rápida y barata. Siempre acompañados de una buena salsa y verduras encurtidas para tener una mejor sensación de saciedad.

En otro artículo, te he contado de cómo llegué a preparar mis verduras, así que te contaré lo que falta…mis tacos al vapor, sudados o de canasta, dependiendo de la región.

taco de canasta de papas
¡Uno de papas!

Para la preparación de los tacos de canasta entonces, necesitaremos de 3 a 5 guisados sin salsas que puedan ablandar y romper las tortillas. Los tradicionales suelen ser de :

  • Papa
  • Frijoles
  • Carne deshebrada
  • Chicharrón prensado
  • Mole verde con carne
  • En mi caso los hice solo de papas, frijoles y carne deshebrada.

Ingredientes para los tacos de canasta

50 tortillas
2 cebollas fileteadas
3 chiles guajillos
1 trozo pequeño de chorizo
1 taza de aceite vegetal

Una vez que tengas tus guisados listos, es importante mantenerlos calientes a la hora de preparar los tacos. En una canasta, hielera, vaporera o lo que consideres y tengas en ese momento para acomodar tus tacos, la vas a empezar a forrar con un mantel o tela limpia. Después, colocas la bolsa para que cubra bastante bien tu recipiente.

El forrado de la canasta.
El forrado de la canasta

Después de eso, colocaremos capas de papel estraza o papel kraft, cubriendo perfectamente los bordes y la base donde se pondrán uno por uno los tacos. En una olla o sartén, calentaremos la taza de aceite vegetal y le añadimos los chiles guajillos y el trozo pequeño de chorizo. Una vez que el aceite se torne de un color rojiso, lo mantendremos caliente en la llama más baja que puedas tener.

Calentamos las tortillas y empezamos a preparar los tacos de frijoles que son los que colocaremos hasta el fondo, ya que al quedar refritos no guardarán nada de caldo ni humedad y harán que aguanten más sin que se llegue a partir la tortilla. Ya colocados en nuestra canasta pondremos una cantidad mínima de cebolla y los cubrimos bien para mantener el calor mientras preparamos los siguientes tacos.

Seguimos con los de papas, haciendo el mismo procedimiento que con los de frijoles y así hasta terminar todas nuestras tortillas. Una vez que tengamos los tacos ya colocados y con la cebolla, bañarenos con mucho cuidado los tacos con el aceite muy caliente y cubrimos inmediatamente nuestra canasta. Los dejamos reposar media hora, para que alcancen a tomar todos el sabor del aceite sazonado y que la cebolla se cosa.

tacos en capas
Poner los tacos formados en capas

Si los pones en una vaporera, lo haces de la misma forma que cuando haces tamales: el agua hirviendo por abajo y un recipiente forrado con el mantel, bolsa y papel, dentro de la vaporera que nos servirá de contenedor para los tacos.

En caso de utilizar una hielera, lo aconsejable es que antes de que la forres, que eches un litro de agua hirviendo dentro de la hielera, cerrarla y dejar que las paredes se calienten por unos minutos. Después retiras el agua y secas de forma rápida y cierras inmediatamente. Así mantendrás por más tiempo el calor y tus tacos aguantaran más horas calientes.

Aparte de la salsa verde con la cual los bañarás ,no olvides tus verduras encurtidas. Son su acompañante perfecto!

En caso de que en el país dónde te encuentres no tienes la manera de conseguir ni chiles frescos ni tomatillo, las salsas envasadas seguirán siendo una buena opción para poder acompañar tus guisos.

Salsa verde de aguacate

Salsa verde de aguacate
Salsa verde de aguacate

1 frasco de salsa verde de 475 gr.
1 manojo pequeño de cilantro
1/2 de cebolla finamente picada
1 a 2 aguacates en cubitos pequeños
2 cucharadas de jugo de limón
sal al gusto

En una licuadora ponemos toda la botella de salsa verde, le añadimos poco a poco el cilantro troceado y un poco de agua y el jugo de limón. Intentamos conseguir una textura que no sea muy espesa. Una vez bien licuada, la ponemos en una fuente y añadimos la cebolla picada, el aguacate y la sal.

En caso de que cuentes con ingredientes frescos, como lo son el tomatillo y los chiles, puedes hacer tu salsa en esta forma.

Tacos de canasta
¡Listos joven!

5 tomatillos
3 chiles serranos
1/4 de cebolla
1 diente de ajo
1 manojo pequeño de cilantro
1 a 2 aguacates
2 cdas de jugo de limón
Sal al gusto
agua

Es una salsa en crudo, aunque si gustas puedes tatemar antes los tomatillos, chiles, ajo y cebolla. Colocamos nuestros tomatillos, los chiles, así como la cebolla y el ajo, partidos por la mitad en la licuadora. Procesamos con algo de agua y agregamos poco a poco el cilantro para que se licue perfectamente. Añadimos por último el jugo de limón y la sal al gusto. Lo pasamos todo a una fuente donde le pondremos el aguacate cortado en cubos pequeños y la cebolla finamente picada.

Ahora ya puedes empezar a meter mano para saciar tu antojo por tacos de canasta. De donde vienes ¿cómo se llama este tipo de taco? De canasta, sudados , al vapor u otro nombre que tengan ¿Cuál es tu guisado favorito? Dejame saber en los comentarios de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.