Cómo Importar Mercancía a la Unión Europea en Tiempos del TLCUEM

Estamos a unos meses de la entrada en vigor de la parte comercial del TLCUEM 2.0 . De hecho, la Secretaría de Economía calcula que la fecha exacta caerá dentro del primer semestre de 2020. El trabajo de traducción ha empezado y se espera que se pongan firmas en la segunda parte de 2019. Tanto el Senado de México como el Parlamento Europeo se espera que ratifiquen el acuerdo dentro del mismo año. Pensé que no sería mala la idea de ver cómo importar mercancía en estos tiempos, con la nueva versión del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México en vigencia.

Aunque los procedimientos internos de la Unión Europea se reporten en un estado más avanzado que los de México, todavía falta la aprobación del texto de los parlamentos nacionales de cada país miembro. De parte de México, después de aprobarse por el Senado, solo quedaría su publicación en el Diario Oficial de la Federación para que fuera un hecho. Así que todavía estamos a buen tiempo para investigar y aprender las herramientas que nos asisten en la tarea de importación de mercancía de México a la UE.

El nuevo tratado

Esta última versión del TLCUEM que está por firmarse, hace que sean posibles nuevas disposiciones:
• mayor acceso al mercado del sector agropecuario y pesquero
• la creación de un capítulo de facilitación del comercio
• la garantía de que no existan monopolios para la importación y exportación de materias primas
• el establecimiento de condiciones de igualdad para proveedores de telecomunicaciones
• constata disposiciones en materia de inversión
• designa un capítulo de comercio digital
• instaura principios para empresas que pertenecen al estado
• funda artículos nuevos de anticorrupción que garantizan la transparencia
• brinda apoyo a las pymes en comercio exterior

Bajo esta luz, es seguro que la relación comercial que sostiene nuestro país con la Unión Europea se volverá más cristalina que nunca, facilitando la importación/exportación en ambas direcciones. Con la disminución y en la mayoría de los productos, abolición de aranceles, se presenta la oportunidad de traer productos a la UE que anteriormente no era posible por la competencia que enfrentaban de artículos semejantes o iguales, importados de otros países.

contenedores de carga

A pesar de las simplificaciones y ventajas que esta nueva versión del Tratado Libre de Comercio entre la Unión Europea y México introduce, la mayoría de los mexicanos que radicamos en el continente viejo está bastante confundida de como llevar a cabo los trámites necesarios para importar productos de México a la UE. Es cierto que el procedimiento aunque menos elaborado que nunca, no deja de ser burocrático. Solo la mención de la palabra burocracia es suficiente para desilusionarnos, a muchos de nosotros . Pero ¡no tiene que ser así!

Con la aproximación de la entrada en vigor del tratado, se ha desarrollado una herramienta para que los importadores/exportadores puedan consultarla y obtener respuestas acerca de los costos y otros aspectos de la gestión involucrada. Además, se ha puesto información acerca de cómo realizar una importación a disposición pública y solo involucra buscar, leer y entenderla.

Cómo importar a la Unión Europea

Es exactamente este punto que este artículo quiere tocar. Vamos a averiguar los pasos que se tienen que seguir para realizar una importación a un país de la Unión Europea, enfocándonos en la comprensión de los varios aspectos del procedimiento y los trámites que se involucran para llevarla a cabo. Además, examinaremos al “Formulario de Búsqueda”, una herramienta de la Comisión Europea que nos permite encontrar el código arancelario, las normas de importación en la UE, los documentos necesarios para aduana y muchos datos más de los productos que nos interesa importar.

La mayoría de la gente que está leyendo este escrito está consciente de las oportunidades que se presentan en el continente viejo cuando de productos mexicanos se trata. La constante lucha para conseguir los alimentos necesarios para reproducir nuestros platillos favoritos, no nos dejan olvidar de las tantas carencias con las que nos topamos al diario. Puede que los sombreritos, hamacas, caballitos, y otros recuerdos de México ya no sean tan difícil encontrar en muchas ciudades de Europa pero ¡qué relajo encontrar este chile poblano para hacerlo relleno o en nogada!

Aclarar el objetivo

Vamos a ver entonces, qué involucra realizar una importación. Primero que nada, nuestra importación de mercancía se tiene que definir. ¿Qué es lo que hace falta al mexicano? o mejor aún, ¿que es lo mexicano que le hace falta a cualquiera que viva, en el continente europeo y mas en específico, en la Unión Europea? Como diría el Príncipe Hamlet, “¡esta es la pregunta!”.

Pienso que la mayor parte de los que radicamos en este continente, tenemos una idea de la respuesta aunque sea distinta para cada quien. Suponiendo que ya sabes qué es lo que te gustaría traer a tu país adoptado, vamos a enfocarnos en cómo realizar la exportación/importación de un producto. Porque sí, la importación de algo a un país, empieza con su exportación del país de origen.

Entender tu papel

Ahora, puede que estés pensando que esta parte le toca a la empresa exportadora del artículo pero hay factores que son de tu responsabilidad como importador y que se tienen que investigar para decidir si la empresa de la que vas a comprar tu producto, es la que más te conviene. Es decir, casi siempre un producto se ofrece por muchos y en varias calidades y precios. Por ejemplo, es muy importante saber la capacidad de producción de la empresa exportadora. Si tu intención es llegar a vender 5000 pzs. al día, es imperativo asegurarte que el fabricante pueda producir y proveer de esta cantidad, aunque tus necesidades sean mucho menores al principio. No tiene caso que en el momento que el producto esté en su auge comercial, se pare su venta por falta de ejemplares.

Algunos otros puntos de consideración son:

• asegurarte de que el producto que quieres importar no se haya importado anteriormente y no se represente por alguna comercializadora o el propio fabricante y a consecuencia, ya se dispone a la venta en el continente pero no en el país donde tu radicas. Si está disponible en el continente, tendrás que tomar en cuenta los volúmenes que necesitarás y en caso de optar por hacer tu propia importación, la posible exclusividad al producto del importador actual, así como comparar precios de compra, de flete y otros posibles factores que pudieran tener relación con su disponibilidad y desplazamiento en el mercado objetivo
• que el producto que se comercializará cumpla con las especificaciones técnicas y características requeridas en el mercado objetivo
• calcular adecuadamente costos y precios de venta
• contar con contratos internacionales que especifiquen los derechos y obligaciones de cada parte
• cuidar que las muestras sean representativas del producto que comercializarás
• asegurarte que tu producto no se dañará en el viaje por razones de fragilidad o climatológicas
• tomar en cuenta las regulaciones arancelarias, las de carácter no arancelario y las normas técnicas que se tienen que cumplir

comprando mercancía para exportar/importar
Cortesía de Tomomarusan

Además, muchos de nosotros iríamos de compras a México, juntando cantidad de artículos para ofrecer en el mercado europeo. En este caso, te conviertes en exportador/importador y tendrías que encargarte de las obligaciones de ambos. Algunos consejos para tu carácter de exportador son los siguientes:
• si es posible, contratar un agente aduanal que se encargaría de tu exportación (altamente recomendable)
• elegir el medio o medios de transporte más adecuado(s)
• revisar la congruencia de los documentos respecto a la mercancía embarcada
• separar los bultos con marcas para que sean identificados de manera inmediata
• programar los tiempos de entrega tomando en consideración demoras eventuales y en caso de transporte marítimo, reservar con anticipación un lugar en el barco o el contenedor
• evaluar los servicios de los transportistas, verificando sus alcances y responsabilidades
• optar por contratar un seguro internacional de transporte (no obligatorio pero muy aconsejable)

Productos originarios

Otro asunto que nos podríamos enfrentar es el de los productos originarios de México cuyas normas se pueden encontrar en el anexo III del Acuerdo de Asociación (pg. 954). Para beneficiarse de los derechos preferenciales, dichos productos deberían ser acompañados por un certificado de circulación de mercancías EUR.1 que se emite por la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano, al solicitarlo el exportador por escrito. Con la solicitud, también se tiene que entregar la documentación que demuestra el carácter de el y/o los productos en cuestión. Es importante que se indique la clasificación de 4 dígitos de bienes exportados en el apartado 8 del certificado que debe ser acompañado por el Documento Único Administrativo (DUA) y validado por la aduana de salida.

El exportador que en este caso supongamos que eres tú, debería de escribir a máquina, estampar o imprimir en la factura, el albarán o el documento comercial acompañante, una “declaración en factura” en la lengua del país donde se exportará. Pero ¡ojo!, cualquier exportador puede rellenar esta declaración siempre y cuando el valor de los productos originarios de México sea de 6000€ o menos. En caso de que este monto se rebase, se tiene que rellenar por un exportador autorizado.

Formulario de Búsqueda
La página principal del Formulario de Búsqueda

Ahora que hemos comprendido los trámites para realizar una importación y en caso de ser necesario, los de exportación también, vamos a ver el “Formulario de Búsqueda”, una herramienta esencial que nos proporciona algunos datos importantes de nuestros productos para su importación a la Unión Europea. Pero primero, veremos cuál exactamente es el territorio aduanero de la Unión Europea.

La cancha

Los 28 países de la Unión Europea forman un territorio único a efectos aduaneros lo que significa que los derechos de aduana, no se cobran en mercancía que se traslada entre los países miembros, una vez aplicados a su entrada desde países ajenos a la UE. Es decir, son los mismos para todos los países miembros y solo se cobran una vez.

El territorio que se comprende por la Unión Aduanera incluye los territorios de los siguientes países:

Bélgica, Bulgaria, República Checa, Croacia,
Dinamarca excepto las islas Feroe y Groenlandia
,
Alemania excepto la isla de Helgoland y el territorio de Büsingen
, Estonia, Irlanda, Grecia,
España excepto Ceuta y Melilla
,
Francia excepto Nueva Caledonia, Mayotte, San Pedro y Miquelón, Wallis y Futuna, Polinesia francesa y los Territorios Australes y Antárticos franceses
,
Italia excepto Livigno y Campione d’Italia, las aguas nacionales del lago de Lugano comprendidas entre la orilla y la frontera política de la zona situada entre Ponte Tresa y Porto Ceresio
,
Chipre excepto áreas sobre las que el gobierno chipriota no ejerce un control efectivo, en las que normativa de la UE queda suspensa hasta que se resuelva el problema de Chipre
, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungrίa, Malta, Países Bajos, Austria, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, República Eslovaca, Finlandia, Suecia, Reino Unido, el Principado de Mónaco, y las zonas de soberanía del Reino Unido de Akrotiri y Dhekelia en Chipre.

El Formulario de Búsqueda

Regresemos al “Formulario de Búsqueda” y vamos a ver en que nos ayuda esta herramienta. Probablemente, su función más importante es poder encontrar los códigos arancelarios de los productos que importarás, identificándolos plenamente. En esa manera, puedes averiguar el monto que tendrás que pagar por motivo de derechos de aduana. Además, proporciona información acerca de documentos, trámites y más datos, necesarios para realizar la importación. Examinemos su interfaz gráfica para empezar a aprender su uso.

A primer vista, el “Formulario de Búsqueda” parece simple: un cuadro con tres campos para rellenar. El primer campo te pide el país de donde quieres exportar el producto que en nuestro caso sería “Méjico”. El segundo campo nos pide especificar donde queremos importar el producto. Aquí, se rellena el destino de la mercancía, en nuestro caso Alemania.

Encontrar el código arancelario

Formulario de Búsqueda Infografía
La imagen del chile poblano de la infografía es cortesía de stef yau from Seattle, USA

El tercer campo nos pide el código arancelario del producto. En este punto, utilizaremos la asistencia que nos brinda la herramienta para encontrarlo. Directamente por debajo del campo denominado “Código de producto”, hay un botón con el dibujo de un ojo y la leyenda “Encontrar el código de producto” donde hacemos clic. Aparece una ventana emergente con una lista de categorías de productos. Suponiendo que quieres importar chiles poblanos frescos, al revisar las categorías que se presentan, pronto descubrirás que no aparece el término “chiles” o “pimientos”, que es como se conocen los chiles en España.

Si te fijas en la parte superior de la ventana emergente, te darás cuenta que hay una búsqueda por nombre del producto. Si le haces clic, aparece un campo donde puedes poner el nombre del producto para buscar su código arancelario. Aquí, si le pones la palabra “chiles”, y le das en “Búsqueda rápida”, tendrás un resultado nulo con un aviso de que “No se han encontrado resultados para chiles”. En este caso, puedes seguir los “Consejos de búsqueda” y cambiar el término a “pimientos” pero el resultado sigue siendo confuso ya que aparecen tres páginas de categorías relativas a la búsqueda.

No queda otro remedio que utilizar la “Búsqueda guiada”, la cual es mucho más potente y te dará resultados, aún escribiendo el término “chiles”. Primero se rellena el captcha y le picamos en el botón de la búsqueda correspondiente. Aparece un listado lamentablemente, solo en inglés, pidiendo que selecciones el “treatment” o el estado en el que viene el producto. En nuestro caso y como queremos importar chiles poblanos frescos, seleccionamos “fresh or chilled only”. Ahora, el resultado es único: “Frutos de los géneros Capsicum o Pimienta”.

Si le hacemos clic al resultado, se abre una página con la categoría “Las demás hortalizas, frescas o refrigeradas” y vemos en texto oscuro, la categoría “Frutos de los géneros Capsicum o Pimienta”. Los cuatro primeros dígitos del código arancelario que aparecen, normalmente son suficientes para definir el producto sin embargo, seguiremos para llegar a tener una definición completa.

Haciendo clic en el símbolo (+), se expande la categoría y aparecen dos subcategorías, “Pimientos dulces” y “Los demás”. Ahora si no sabes cuales son los pimientos dulces, tendrás que investigarlo, que en la mayoría de las veces no requiere más que “googlear” la frase.

Al averiguar que los chiles poblanos no pertenecen a la categoría de los “pimientos dulces”, la única otra opción es “Los demás” y al hacer clic en la crucecita a su lado izquierdo, se expande la categoría y se hacen visibles tres más: “Del género Capsicum que se destinen a la fabricación de capsiscina o de colorantes de oleorresinas de Capsicum”, “Que se destinen a la fabricación industriales de aceites esenciales o de resinoides” y otra vez, “Los demás”. De nuevo, picamos la cruz al lado izquierdo de “Los demás” y se expande a incluir dos categorías, “Pimientos (distintos de los dulces) (Capsicum spp)” y sí, lo adivinaste, “Los demás”. Esta vez, esta última categoría no lleva cruz a su lado y se puede seleccionar.

Información del producto

Al seleccionarla, nos regresamos a la interfaz de la búsqueda solo que ahora, aparece el código arancelario de los chiles poblanos en el campo “Código de producto”. Haciendo clic en el botón de color mostaza y denominado “Ver las tarifas y los requisitos”, se tiene que deslizar hasta la parte inferior de la página, donde aparece una tabla con varias pestañas, abierta a la que se llama “EU derechos de importación”. En esta pestaña se puede averiguar el arancel que se le impone a tu producto de importación.

Pestañas del Formulario de Búsqueda
Las pestañas informativas de los resultados de la herramienta

De izquierda a la derecha las pestañas son: “Procedimientos de importación”, “Requisitos del producto”, “EU derechos de importación” (que acabamos de mencionar), “Gravámenes interiores”, “Reglas de origen ALC Chile – México”, “Estadísticas” y por último, “Mostrar todo”.

En la pestaña “Procedimientos de importación” podemos ver los procedimientos de importación y la información específica del país perteneciente al código arancelario que nos dio nuestra búsqueda. Se divide en “Procedimientos de importación de la UE” donde se puede ver una síntesis de los procedimientos de importación, “Documentos para el despacho de aduana” donde podemos encontrar la documentación necesaria para aduana y “Los procedimientos de importación y autoridades competentes para: (el país de destino de importación, en nuestro caso, Alemania)”.

La siguiente pestaña denominada “Requisitos del producto” trata de los requisitos específicos del producto para su acceso al mercado de la UE. Aquí se puede ver información acerca del control de variantes que pueden afectar el producto. En el caso de nuestros chiles poblanos, se proporciona información acerca del control de contaminantes, residuos de plaguicidas, sanitario, etc. Otra cosa que aquí se puede averiguar es el etiquetado del producto, es decir la información que tiene que aparecer en la etiqueta del producto.

De la siguiente pestaña hemos hablado así que vamos a su derecha, a la que se denomina “Gravámenes interiores”. Aquí se puede ver el IVA del país en específico y otros impuestos que puedan aplicar.

La pestaña “Reglas de origen ALC Chile – México es una lista de las operaciones de elaboración o transformación a que deben someterse los productos no originarios para adquirir el carácter de originarios. Como no aplican en todos los casos, también se podrían consultar los elementos específicos de las normas de origen que quedan fuera del alcance de este resumen.

En la siguiente pestaña se puede ver las estadísticas del valor y volumen de las importaciones y exportaciones de productos con el código arancelario en cuestión y “Mostrar todo” es exactamente lo que dice, todas las pestañas en una.

Epílogo de éxito

Con el TLCUEM, exportar e importar mercancías se ha simplificado y abaratado. Sin embargo, tener un conocimiento de los requisitos, documentos, trámites y del manejo de herramientas disponibles, necesarias para llevar a cabo el traslado de tus productos, podría marcar la diferencia entre un resultado exitoso o fracasado. Te invito a hacer tus preguntas y comentarios en el espacio directamente por debajo de este artículo. ¿Qué es lo que no te quedó claro o que no se tocó aquí? Me encantaría saber tus dudas para poder elaborar soluciones sencillas y respuestas claras a un asunto de sumo interés a nuestra comunidad en Europa.

Por supuesto, si tienes algún punto de venta de productos alimentarios mexicanos en el continente, agrégalo al Directorio para que todos sepamos donde estás. ¡Es gratis y te lo agradeceremos!

La imagen del almacen de alimentos de la portada es cortesía de Danny011974

2 comentarios en “Cómo Importar Mercancía a la Unión Europea en Tiempos del TLCUEM”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.